Quien no vió Sevilla, no vió maravilla.

Nacido en el macareno Hospital de las Cinco Llagas, criado en el Barrio del Tiro de Línea y vecino del Cerro del Águila; fiel amante de Sevilla y sus tradiciones. "Cofrade" por vocación, "Feriante" por adicción, "Rociero" por devoción y "Bético" por convicción.

sábado, 27 de noviembre de 2010

La liturgia de la tapa.

Avenida de Hytasa nº 71 (Sevilla)

Estamos sin duda, ante “El Bulli del Barrio del Cerro del Águila”; Simún tapas es un bar muy especial no sólo por sus viandas, que sin duda son magníficas, sino también por el local, el sitio, la forma de llevar el negocio, etc.
Simún tapas es una bar de dia y otro muy distinto cuando llega la noche, me explico, por el día es un típico bar de barrio que vive de los desayunos, tapas y comidas al uso que regenta Paco Muñoz desde hace más de 40 años, pero por la noche su cocina se transforma desde hace unos meses por obra y gracias de su yerno Pablo Jimenez y de su trouppe Jose Luís y Raquel que lo convierten en un bar de tapas creativas, moderno en el que podemos deleitarnos con sabores y texturas totalmente diferentes, incluyendo actuaciones de artistas del flamenco y de la canción española.
Esta otra personalidad del local hace que afloren los vientos más vanguardistas de nuestra cocina andaluza actual. Pero esta gente ¿quienes son? Pues aquí es donde viene lo mejor, resulta que son grandes profesionales que han trabajado en puestos de responsabilidad en grandísimos restaurantes, como Martín Berasategui o Tragabuches en Ronda o lo que es lo mismo, han bebido en las mejores fuentes.
Cambian sus tapas por temporada y de entre sus tapas fetiches como ellos dicen, os puedo nombrar el paté de perdiz con picos y regaña, la presa ibérica, el arroz cremoso de setas y parmessano, los montaditos-hamburguesas de secreto ibérico, los tallarines de chipirones en su tinta con ajo blanco, Brocheta de pollo asado con terrina de patata y bacon, los huevos rotos con chorizo, la ventresca de atún, el cucurucho de lagartito Ibérico y de postre: Migas con chocolate y poleá de hierbabuena etc.
Bueno, un sitio para comer con mayusculas, lo peor, como casi siempre que hablamos de buenos bares es que al tener mucha demanda, cuesta trabajo conseguir mesa, pero se pueden reservar con antelación. Bon appetit. 

sábado, 6 de noviembre de 2010

La venta de los gatos.

Desde la Puerta de la Macarena hasta el Monasterio de San Jerónimo, hoy llamada Avenida Sánchez Pizjuán, existió desde el siglo XVIII una famosa venta llamada "Venta de los Gatos", próxima a la orilla del río Guadalquivir. Era un lugar frecuentado por la vecindad sevillana en las tardes de los días de fiesta para merendar y para que los mocitos jugaran por aquella pradera, o se cantaba y se bailaba. Gustavo Adolfo Béquer, célebre poeta del Romanticismo, estuvo en esa venta por el año 1854, y cuenta que admirado por la belleza de una joven que estaba cantando en un animado grupo, sacó su cuaderno y su lápiz e hizo un pequeño retrato del rostro de aquella moza, regalándoselo después al novio de ésta. Supo que la muchacha se llamaba Amparo y que habiendo sido abandonada cuando era un bebé, fue recogida por el dueño de la Venta, padre del muchacho, y que al hacerse mayores se enamoraron y pensaban casarse próximamente.
Gustavo Adolfo Béquer se marchó a Madrid durante varios años, y regresó a Sevilla con el deseo de pasar una tarde campestre en la Venta de Los Gatos. Pero durante su ausencia las cosas habían cambiado, aquel largo prado que se extendía por la Macarena y hasta San Jerónimo había dejado de ser lugar de recreo para convertirse en el fúnebre recinto de los muertos, pués se había construido allí el Cementerio de San Fernando. La Venta de los Gatos había perdido su bulliciosa concurrencia, al regreso de los entierros se detenían allí los cocheros fúnebres y los cortejos de acompañantes tristes y llorosos para reponerse del mal trance. Béquer entró en la Venta y preguntó al dueño por aquella muchacha que había retratado años atrás y por su novio, de quién el poeta se hizo amigo poco antes de partir a Madrid. El ventero le contó la triste y romántica historia de aquel amor:
Pensando ya en casarse, Amparo y su novio estaban un día en la Venta cuando aparecieron dos señores que se interesaron por la muchacha, preguntando por su edad, fecha de nacimiento y fecha en que fue recogida. Aquellos dos señores se dieron a conocer , la niña había nacido fruto de los amores clandestinos de cierta Dama sevillana, la cuál, a pesar de abandonar a su hija había seguido vigilándola todos aquellos años, y ahora al cambiar sus circunstancias reclamaba a su hija para tenerla consigo. La oposición del ventero no impidió que los tribunales devolvieran a Amparo a su madre. Lo peor era que la madre no quería que Amparo se casase con aquel muchacho humilde por lo que no le permitió ningún tipo de comunicación con su novio ni con sus padres adoptivos, pensando que así le olvidaría. Debido a esto Amparo fue perdiendo su alegría y su salud, pués le habían quitado su vida alegre y sencilla. Así enfermó de tuberculosis mientras que su novio lleno de tristeza había perdido el interés por la diversión, sólo salía a pasear por el cementerio abismado en melancólicos pensamientos.
Un día, presenciando un entierro, al efectuarse la ceremonia, abrieron el ataúd para que los familiares del difunto se pudieran despedir por última vez, el muchacho se acercó y vio con inmenso dolor que el cuerpo de aquel ataúd era el de su amor, Amparo. El muchacho dio un grito y cayó al suelo de un desmayo y cuando se despertó había perdido la razón. Su padre, el ventero, no consintió en llevarlo al manicomio, pero preparó una habitación en la Venta y allí fue recluido. Se había convertido en un loco pacífico con la única obsesión de su amor desgraciado, pasaba los días llorando o cantando alguna canción cuyo argumento era siempre el mismo, recordar a su amor Amparo.

sábado, 9 de octubre de 2010

La Princesa Vikinga.

La princesa Kristina nació en 1234. Era hija del monarca más poderoso de la historia de Noruega, el rey Haakon Haakonsson, Cuando se rumoreó en la corte de Castilla que era princesa casadera y muy hermosa, el rey Alfonso X, tuvo la idea de enviar una comitiva al país nórdico, a pedir su mano, para su hermano el infante D. Felipe, con el fin de que el reino escandinavo fuera un buen aliado y un apoyo político a la hora de ser consagrado como Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

El séquito castellano llegó a Noruega en el otoño de 1256 y, en nombre del Rey Sabio se transmitió la petición de mano. Se estipuló que la Princesa aceptaría con la condición de que ella eligiera marido entre los hermanos del Rey. A finales del verano de 1257, Kristina partió hacia España en un viaje que duró más de cinco meses, navegando hacía Inglaterra y cruzando Francia desde Narbona, viajaron atravesando Perpiñan y entrando en la peninsula por el Rosellón. En Barcelona el rey Jaime I, los recibió a la cabeza de un séquito de caballeros y quedaron prendado de la hermosura de la joven, cuando la Princesa se aproximaba a Valladolid, el rey Alfonso y la Reina Violante salieron a recibirlos. En la ciudad del Pisuerga, la Princesa escogió al Infante Felipe, al que le gustaba cazar con halcones y perros y era el más fuerte de todos sus hermanos y el más noble caballero.

La boda tuvo lugar en Valladolid el 31 de Marzo de 1258 en la Iglesia de Santa María la Mayor, el infante le solicitó a su prometida que pidiera un regalo nupcial, y ella le dijo que construyera una Iglesia en honor de su ancestro el Santo Rey Olav, quien la había protegido en su viaje a Castilla, el príncipe le prometió que su deseo sería cumplido. Después de la boda se trasladaron a vivir al Palacio de Vib-arragel en Sevilla (entre el río Guadalquivir y la Resolana). Más tarde cualquier referencia a la Princesa desaparece de los libros. No encontramos rastro de Kristina hasta que siete siglos después, en 1952, Don Rufino Vargas, el párroco de la Colegiata de Covarrubias (Burgos), durante unas obras que se llevaban a cabo en la Iglesia, encontró el féretro con su cuerpo embalsamado en un sepulcro de piedra que creían vacio.

La Princesa murió en Sevilla y fué allí enterrada, al ser su marido el Abad de la Colegiata, lo extraño del caso es que una mujer tan fuerte hubiera fallecido de una enfermedad o de nostalgia tan sólo a los cuatro años de casarse. El párroco Don Rufino fué invitado a viajar a Tonsberg, localidad de nacimiento de la princesa, llevando como regalo algunos trozos del vestido con que la amortajaron. Los trozos de la tela fueron tocados por la vidente Anna Elisabeth Westerlund durante una visita a Tolsberg, no sabiendo a quien pertenecían, dijo que veía un entorno de palmeras y un gran río (presumiblemente Sevilla), y que la tela tenía relación con alguien de la antigua nobleza que había sido envenenada.

Adentrándose con detalle en la biografia de Alfonso X, resulta que su esposa la malvada Reina Violante solía enviar cestas de cerezas envenenadas a sus amigas e incluso a las mujeres de su propia familia, envenenando también a su propia hermana Doña Constanza, como consecuencia de sus terribles celos y la feroz envidia que sentía hacía ellas. Así que con casi total seguridad, podemos decir que la Reina envenenó a su cuñada la hermosa Kristina en un ataque de celos.

En la próxima primavera de 2011 en el paraje del Valle de los Lobos en Covarrubias, se bendecirá una ermita en honor de San Olav. Así se cumplirá siete siglos después, la promesa hecha por un Infante de Castilla a una joven Princesa noruega.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Comercios con sabor.



COLONIALES EL BACALAO.
Calle Argote de Molina.

En Sevilla hay comercios unidos a la memoria de tu infancia, comercios que te recuerdan imágenes, sensaciones y olores. Muchos de ellos, los recuerdas desde pequeño en calles como José Gestoso, Puente y Pellón, Tetuan, Regina, Feria… eran un hervidero de gente, pero sobre todo, eran los olores de tu infancia, los que quedaron impregnados en tu memoria para siempre. Las calles en sí, olían a manzanilla dulce y amarga, a poleo y a cera pura, a incienso y a galletas, a miel y a miles de especias reunidas y también, porque no decirlo, a ciertas inmundicias propias de la época

BAZAR VICTORIA.
Entrecárceles, 1 y 3.

Eran otros tiempos y el comercio no alcanzaban aún a los barrios periféricos, por lo cual los sevillanos se adentraban por los recovecos del casco antiguo sevillano con bastante frecuencia, para comprar en sus clásicas tiendas de confecciones, coloniales y mercados de abastos.

ALMACENES EL AGUILA.
Sierpes esquina Jovellanos.

Por regla general en la mayoría de estas tiendas se compraba a "dita", es decir, el cliente retiraba la compra, entregando a cambio una ínfima cantidad de dinero, que el dependiente anotaba cuidadosamente en una libreta, usando el lápiz que habitualmente llevaba prendido sobre la oreja, el cliente pagaba a corto plazo pequeñas cantidades de dinero, hasta abonar integramente la compra. Pocas eran las personas en esta época, que podían presumir de pagar al contado.

CASA MARCIANO.
Puente y Pellón, 6

Tiendas como "Las Canarias", "El grano de anis", "La Nueva Paz", "La flor de la Sierra", "Casa Bautista", "La Colonial", "Casa Marciano", "El Reloj", "Casa Abascal", "Casa Sosa", "El Espejo", "Casa Hortal", "El Istmo", "El Bacalao", entre otras, fueron establecimientos emblematicos durante "los años del hambre", a cuyas puertas se instalaban a diario los sevillanos con sus canastos y sus correspondientes cartillas de racionamiento.
ANTIGUA CERERIA DEL SALVADOR.
Plaza del Salvador, 8

Las compras, no se realizaban sólo una vez como ahora, con nuestros impresionantes hipermercados, en aquella época el jornal de los trabajadores se pagaba al finalizar la jornada y por consiguiente, también la compra se solía hacer a diario, entre otras cosas, porque las   casas carecían de refrigeradores para conservar los alimentos durante más tiempo.
ALMACENES PÉREZ CUADRADO.
José Gestoso, 13



AL SIGLO SEVILLANO.
Alvarez quintero, 23

martes, 24 de agosto de 2010

Leyendas y tradiciones Sevillanas.

La historia de Tomasín es muy intrigante; aún hoy en día, se siguen produciendo apariciones de este niño y siempre se suele dar en los días próximos a nuestra Semana Santa. Vereis, Tomasín era un niño de corta edad, huerfano de madre, su padre trabajaba en una fábrica de ferrocarriles en el barrio de San Jerónimo y dado que la jornada laboral de este hombre, ocupaba casi todo el día, decidió que Tomasín, fuese cuidado por las monjas del convento de Santa Isabel en su ausencia.

La ilusión de Tomasín era la de salir de nazareno con su cofradía de Los Gitanos, cofradia de su familia, para ello, las monjitas le confeccionaron la túnica, para que su padre lo introdujera en las filas de nazarenos el Viernes Santo por la mañana. Tomasín contaba con ansia los días que faltaban para vestirse de nazareno, pero por mala fortuna, cayó enfermo meses antes de la Semana Santa.
En aquellos años, la medicina no estaba tan avanzada como hoy en día, y Tomasín despues de algunas semanas en cama, falleció poco antes de Semana Santa. La triste noticia se difundió por todo el barrio de San Marcos, y todos los vecinos quisieron acompañar el sepelio hasta el cementerio de San Fernando.

El velatorio fue multitudinario y a la vez estremecedor, resultaba muy doloroso ver a Tomasín amortajado con su túnica de nazareno, aquella que nunca llegó a estrenar; la "Madruga" de ese año, fué muy triste para el barrio entero.

La casa de vecinos donde vivía, situada en la calle Vergara, número 9, años atrás, era un revuelo, un ir y venir de nazarenos de Montesión, Macarena, Los Gitanos, y algún que otro "armao", listos para la salida, pero ese año sucumbían de tristeza todos los vecinos, ante la tragica muerte del niño.

Cuando el reloj marcaba las dos de la madrugada del Viernes Santo, cuatro hermanos de la Hermandad de Los Gitanos, atravesaban la fría plaza de Santa Isabel para enfilar la calle Enladrillada, escucharon un sonido de puerta de madera que se abría, y ante sus asombrados ojos vieron la figura de un niño pequeño que con su antifaz puesto salia del convento con su varita en la mano.
Estos hermanos ni siquiera pudieron dar un paso, quedaron pretificados en esos momentos al ver como la figura del nazarenito se perdia por la calle.
Decidieron seguirle, pero ya era tarde, Tomasín había desaparecido, tan solo se encontraron una varita pequeña, tirada en el suelo, la recogieron y se la entregaron al día siguiente a las monjas del convento, la sorpresa de la Hermana superiora fué tremenda al preguntarse ¿como había salido esa vara del convento, si ella la tenía bien guardada en la caja fuerte, que se hallaba en sus aposentos.
A pesar de haber pasado muchos años de este suceso, todavía hay sevillanos, que han visto en alguna ocasión un nazarenito a altas horas de la madrugada del Viernes Santo saliendo del convento y perdiendose por las calles del barrio.

martes, 27 de julio de 2010

Anhelado connubio.

Queridos Juan Luís y Manolo:

Una boda siempre es una buena noticia, pero la de vosotros es una noticia excelente. Sentímos una inmensa alegria, el día que nos anunciasteis vuestro compromiso, me tomo la libertad de daros las gracias, en mi nombre y en el de toda mi familia, por hacernos partícipes de éste enlace entre dos buenas personas.

Por fin ha llegado el momento de veros cruzar éste umbral que os falta, en esta carrera de obstaculos, a través de este mundo de indiferencia que nos toca vivir; a pesar de las turbulencias, siempre defendisteis con entereza vuestro lugar.

Sois dos personas extraordinarias, que se encontraron en esta vida de sueños, para vivir momentos increíbles y hacer felices a los demás. Veros juntos tomando esta decisión, nos inspira muchos sueños en nuestra propia vida, para poder alcanzar lo que vosotros habeis alcanzando en estos momentos.

Os dejo este monográfico con todo mi corazón y mis mejores deseos.


video

Os queremos, Felicidades.

viernes, 9 de julio de 2010

Otra vez Pascual...

De nuevo os traigo un tema que recojo de la discografia de Cantores de Hispalis y por consiguiente de su alma mater, Pascual Gonzalez, es verdaderamente bellisímo y sevillano a más no poder, la forma de piropear a Sevilla a través de las tapas de nuestros bares. Recomiendo para la ocasión, sentarse delante del ordenador con una cruzcampo heladita, y veras como se os hace la boca agua. Disfrutad del momento...

TAPEANDO POR SEVILLA – CANTORES DE HÍSPALIS.

1.- Póngame Usted una copita y dígame que tiene de tapa; Tengo Torre de Oro y río, olivitas de quejíos y postigos en aceite, cucañitas de Santana y azahares a la fuente.
Tengo un poquito de cielo, soniquetes clarineros y albero de Maestranza, un salpicón de claveles y delicias de Esperanza.
También tengo plazoletas, pianillo a la Barqueta y almenitas de Alcazaba y revuelto de cornetas de centuria a la romana.

2.-Giraldillas de campanas o quiere Usted un Real de farolillos; un Real de farolillos, volantes con mantoncillos y un guiso de corraleras, picarones de Murillo y chicotás costaleras.
También tengo Judería, Blancas de Santa María y bambalinas bailando, con sabor de Inmaculada y laurel de San Fernando.
Tengo barrio salteado, barriolillos variados, tengo tangana en la plaza, cantares campanilleros y villancicos en salsa.

3.-No se quejará mi amigo, óigame bien, dígame Usted lo que quiere, dígame Usted lo que quiere, que si no le gusta puede, decirme que pare el carro, que también tengo palillos y artesanitos de barro.
Ensaladilla de palmas, montaditos de guirnaldas y un compás por bulerías, con piolas y petancas y estofados de alegría.
Balconcillos de jazmines, primaveritas de Abriles y macetas de geranios, puntitas de baratillo y maniguetas de palio.

Recitado: Soniquetes de Altozano, frailecillos cartujanos, paseíllos maestrantes, mantillas de San Lorenzo, empanadillas de incienso y revueltos de volantes o quiere Usted una glorieta de rica plazuela de Doña Elvira y Font de Anta en su marcha, pincelitos de luceros, rollitos de corifeos, sombreritos de ala ancha…

4.-Y además tengo cantares para bailar, Torreón de Don Fadrique, Torreón de Don Fadrique, mantones bordaos con pique y cama de bronce y mimbre, cosido de capirotes y muchas ganas de irme.
Por eso pa terminar, sólo le puedo ofrecer, todo el duende con la gracia y el especial de la casa que es la tapa universal.
Primavera aderezada con una Feria encantada con olor a manzanilla y guarnición de casetas y to el arte de Sevilla.

Panagarvill.

viernes, 4 de junio de 2010

La liturgia de la tapa.

 CASA PACO
C/ Luis Huidobro, 23
41007 - SEVILLA
Hoy os traigo hasta este blog, la recomendación de un bar de tapas, que por arte de magia se ha convertido en unos de los templos del buen comer en Sevilla, se trata de “Casa Paco” en la Huerta de Santa Teresa, entre Nervión y El Greco.

Con tan sólo seis años de existencia, se ha convertido en un bar emblemático para los sevillanos, que buscan nuevas emociones gastronómicas a base de tapas originales con muy buen sabor y mejor precio.


Paco Cruz es el ideólogo, que abrió esta cocina guiado por su paladar personal y el amor por el buen comer; toca todos los palos y todos son buenos. Tapas frías, carnes, más de 18 tapas de pescados y mariscos de Isla Cristina, guisos caseros, chacinas y 35 especialidades donde el secreto está servido.

Todas son originales, como el librito de berenjena, las mollejitas de cordero, las taleguillas rellenas de queso, la bolita de merluza rellena de langostino (una obra de artesanía y paciencia), un fantástico salmorejo o el morrillo de atún asado con piquillos.


Es un bar que se suele llenar, algo que nos da garantías de que ofrece gran calidad a buen precio, posee diferentes espacios: una zona de barra pequeña y con encanto de barrio, una terraza y un nuevo salón comedor, donde podemos comer tranquilamente, y beber un buen vino de los más de 70 de su bodega.

Ahora que se acerca el verano y las tardes son muy largas, os recomiendo que lo visiteis, os garantizo que no os arrepentireis y os acordais de mi.

Un abrazo a todos.
Panagarvill.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Estampas rocieras de ayer y hoy.

Dicen que los tiempos cambian, que las modas pasan, pero si nos fijamos, salvo algunas excepciones, El Rocío ha variado en sus costumbres muy poco y si no, fijaos en estas imágenes:

Los niños siguen siendo la semilla del futuro Rocío.

Los matrimonios unidos por el amor hacia Ella.

Iguales productos en épocas diferentes.

Los amigos reponiendo fuerzas sentados a la mesa.

El cansancio.

Las Presentaciones de las Hermandades ante Ella.
Las Promesas de los fieles.

La Procesión de la Virgen.

 y lo que nunca cambiara...

Siempre Ella.
Un saludo a todos y os deseo una feliz romeria 2010.

!! VIVA LA VIRGEN DEL ROCIO ¡¡


jueves, 6 de mayo de 2010

Con todo mi amor...

El próximo Domingo, por fin, llegará el día que llevas esperando tanto. El día de tu Primera Comunión, durante todo este tiempo, has pasado horas y horas de formación y catequesis, de tu cuerpo y el de tus compañeros, rebosa la ilusión y el nerviosismo del que espera un día grande. Tan sólo te deseo, que disfrutes con plenitud de este día y que no lo borres jamás de tu mente.
Este es mi regalo personal.

Te quiero,
Papá.

martes, 13 de abril de 2010

Ya "güele" a Feria.

Dice así la sevillana antigua:

“Sevilla es así, Sevilla es saeta y es caseta en la Feria de Abril, Sevilla es la orilla del Guadalquivir.”

Así es Sevilla y así queremos que sea, apenas hace una semana los sevillanos nos sentíamos anestesiados, todavía, por la secuela que nos dejaba marcado el incienso, los costales, las candelerías encendidas, la ronca voz del capataz… hoy, como quien no quiere la cosa, el asunto ha cambiado de la noche a la mañana, las sevillanas corretean de tienda en tienda, en busca de los últimos abalorios: los peinecillos, los pendientes, el mantoncillo que le vaya bien al traje, se hacen las compras de última hora, en cualquier casa las maquinas de coser echan humo y dan las últimas puntadas a los graciosos volante del nuevo traje de flamenca; el dolor y la pena de nuestra Semana Santa como por arte de magia en nuestra ciudad se esfuma y se transforma en una explosión de colorido, en el que se derrama torrentes de alegría, belleza, gracia y elegancia infinita.

La Feria de Abril… Desde hace unos días la ciudad “güele” a Feria, por segunda vez en el mismo mes, los sevillanos volveremos a mirar al cielo, alentando a los negros nubarrones, que tradicionalmente nos trae el mes de Abril, a que se desplacen al vecino Aljarafe o a la Sierra Norte.

La Feria de Abril… Ciudad de lonas efímera y bulliciosa en el Barrio de Los Remedios, dentro de unos días estará a punto un año más, para que los sevillanos y los que nos visiten, volvamos a saborear el regusto exclusivo que se obtiene, al alojarse siete días dentro de ella o lo que es lo mismo, en la mismas puertas de la gloria.

Y para irnos haciendo el cuerpo, ahí va un video de los últimos 7 años.


Es mi deseo, que todos pasémos una magnífica Feria de Abril 2010 y que no llueva mucho.

domingo, 4 de abril de 2010

La magia de los contraluces.

Cuando escribo estas líneas, sin querer, llegan hasta mis oídos, uno de los últimos sones de nuestra Sevilla cofradiera, concretamente la entrada de La Soledad, en la noche clásica de San Lorenzo. Un año más, esto toca a su fin, esta noche Dios resucitará por Santa Marina y tendremos que dar tiempo al tiempo, hasta que el próximo 17 de Abril de 2011, volvamos a vislumbrar de nuevo a los blancos nazarenos de La Paz por el parque de mi niñez, un palio de azul y plata jugando entre la ojiva de San Julián, una Estrella, primorosamente guapa, surcando el puente de mis mayores o lo que viví en mi casa el pasado Lunes Santo, la ilusión de un niño, que se viste con su tunica y sale con su cofradía por primera vez.

En el plano personal, he vivído unos días esplendorosos, gracias a Dios, hemos podido disfrutar de una Semana Santa admirable y como siempre llena de belleza, con la única contrariedad, por así decirlo, del dichoso mediodía del Lunes Santo.

La historia comenzó con un pregón un tanto peculiar y poco ortodoxo a cargo del Sr. Barbeito, dando muchísimo que hablar en los mentideros radiofónicos y no dejando indiferente a casi nadie, hasta tal punto que hizo hablar, durante el almuerzo que se ofrece al  pregonero, hasta las mismas piedras del Alcázar, bien por Barbeito, en definitiva, esto es  lo más importante, -“que hablen bien o que hablen mal, pero que hablen...”-, si lo contrastamos con los últimos pregones, estaríamos en plenas antípodas de estos últimos, más bien de corte clásicos, un pelin rancios y rebuscando el aplauso facilón del Maestranza.
También esta Semana Santa nos dejo como gran novedad, la incorporación de la Hermandad del Sol, en la nómina del Sábado Santo y ya van sesenta hermandades, la familia Alvarez-Ossorio por fin tiene cumplido el sueño que comenzó en el convulso año de 1932 y que hasta esta Semana Santa no se ha echo realidad y no quiero despedirme, sin expresar mi sorpresa un año más, con la calidad de las retransmisiones televisivas en nuestras cadenas locales, llamase “Giralda TV” o la nobel “Canal 10”, verdaderamente hacen un despliegue técnico y una labor magnífica, enfocada hacía aquellas personas, que no tienen la suerte de poder salir a la calle para ver una cofradía, que se encuentran en hospitales o que simplemente por avatares de la vida, se encuentran lejos de Sevilla.

 
A partir de este momento, todo volverá a la normalidad, sólo nos quedará el recuerdo de las emociones, fragancias y el regusto de los sabores con los que nos hemos topado en estos días y aguardaremos ansiosos a la siguiente primavera, como el niño que anhela ver a su cofradia  de nuevo por las calles de su barrio.

Os propongo en esta entrada del blog, que haciendo un balance de la Semana Santa de 2010 y emulando al magnífico programa “El Llamador”, seamos jueces por una vez y adjudiquemos ciriazos y sahumerios, con lo peor y lo mejor que hemos podido percibir en nuestra Semana Mayor.

Los lectores que por causas del destino, "un pone", no hayan podido vivir esta Semana Santa "in situ", os propongo que nos conteis vuestras inquietudes y nos desveleis el repeluco que habéis sentido en vuestro cuerpo, al llegar los días grandes y estar en "tierra extraña", como decía la copla de Doña Concha Piquer.

Panagarvill.