Quien no vió Sevilla, no vió maravilla.

Nacido en el macareno Hospital de las Cinco Llagas, criado en el Barrio del Tiro de Línea y vecino del Cerro del Águila; fiel amante de Sevilla y sus tradiciones. "Cofrade" por vocación, "Feriante" por adicción, "Rociero" por devoción y "Bético" por convicción.

domingo, 2 de octubre de 2016

ACUARELAS DE COLORES PARA LOS ROMEROS DE LA PUEBLA

La vida no es como otros la pintan, sino como nosotros la coloreamos. Porque siempre es nuestra actitud ante ella, la que actúa como el mejor pincel, ese pincel capaz de ofrecernos otras tonalidades de luz cuando más lo necesitamos.

Ayer 1 de Octubre, en lo que a mí respecta “Día mundial del Sentimiento Romerista” se demostró una vez más. Un sentimiento romerista nacido de las mismas entrañas del pueblo llano, tomó literalmente Umbrete, atrás quedaban esos tonos grisáceos con que las administraciones públicas y otros estamentos, sombrean año tras año, a los Maestros de la Puebla del Río en ese inexplicable ostracismo al que le tienen sometido.

Anoche en Umbrete estrenamos un nuevo lienzo y teñimos la vida de nuestros queridos Romeros de la Puebla con una preciosa acuarela de colores alegres y vivos, porque un ramillete de buenos romeristas decidieron a bien colorear una vida entera en pro de las sevillanas, perfilaron un precioso bodegón con cinco talles de zahones y cinco sombreros de ala ancha que tan honradamente pasearon durante 45 años Los Romeros de la Puebla, llevando el nombre de Andalucía por los escenarios de medio mundo.

Dicen que de bien nacido es ser agradecido y hoy me siento en la obligación y la necesidad de agradecer a la comisión organizadora el tesón y el compromiso titánico que derrocho para que éste homenaje fuera una hermosa realidad, a todos los artistas que no dudaron en colaborar con ésta bella causa y sobre todo a esa horda de buenos romeristas rebosantes de sabiduría, que anoche asistió al acto desde muchos puntos de Andalucía y que hizo posible pintar con los mejores colores el justo reconocimiento a cinco “maestros de la vida”.

Tras la gloriosa Salve que cerró el acto, advertí las caras de emoción de Manolo, Juan, Pepe, José Manuel y del maestro Faustino desde el balcón de los cielos y allí mismo repare que todo el esfuerzo había tenido su recompensa y que nuestra singladura romerista en busca de ese reconocimiento oficial a los maestros, apenas acaba de comenzar y aún queda mucho lienzo que pintar en nuestro horizonte cromático romerista.

domingo, 19 de junio de 2016

!! HONOR Y GLORIA ¡¡ A LOS TERCIOS PALISTAS.

Ayer fue un día grande… el alma de nuestro Pali, revoloteaba de nuevo por las calles de su Sevilla, posaba su mágico vuelo en legendarios rincones sevillanos, que un buen día dejara plasmados en sus versos.

Ayer un buen puñado de frenéticos soñadores, ataviados con camisas blancas, a modo de ejército y tropa “palista” tomaba las calles de Sevilla y la ciudad, rendía la plaza a su paso, dando fiel testimonio de una desesperada historia de amor. La casa de la Moneda, la Torre de la Plata, la calle Tomás de Ibarra, el Arco del Postigo, el Baratillo, la Maestranza y su Triana… fueron mudos testigos de su presencia, la cálida atmósfera que impregnaba estos lugares, recordaba a esas hermosas “mañanas de Sevilla” tantas veces vividas.
Ayer pudimos ver, como asomaban desde el balcón de los cielos, el Bizco Amate, Juana la Macarrona, el pobre Vicente con su canasto, Saturnino, Pepe Luís y el Viejo de los Ariza junto a Pepito Rechi con sus rancios ternos negros, todos quedaban boquiabiertos, al paso de tan heroica milicia.

Ayer volvió de nuevo su vieja silla a la acera de la calle aduana, como cuando esperaba cada Martes Santo al Dios universitario de la Buena Muerte, pero en esta ocasión fue para rendirle honores a D. Federico Alonso Pernía, lugarteniente con mando en plaza que, junto a su familia, capitaneaban el séquito palista.
Ayer, de alguna forma, El Pali estuvo presente, estuvo entre nosotros y con nosotros, apretó en los estribillos que se iban altos, paseó por la ciudad, cruzó el puente de Triana, miro a su Giralda desde el puerto camaronero, dio buena cuenta, de una cerveza bien fría junto a su tropa en pleno corazón del barrio de Triana, observó a muchas vecinas jaleando desde sus balcones, buena prueba, que parte de aquella vieja Sevilla de los corrales, que él tan bien nos ilustró en sus sevillanas, todavía están muy presente y esa gracia y ese "ange", siguen en el alma de su gente.

Ayer a través de él, tocamos la gloria más sevillana, la esencia de sentirse heredero de un legado intangible, pero a la vez eterno. La vida no es la vida que vivímos, la vida es el honor y el recuerdo, por eso hay muertos que en el mundo viven y hombres que viven en el mundo, muertos.

Gloria perpetua para D. Francisco de Asís Palacios Ortega !!!!!
Trovador de Sevilla por la gracia de Dios. 

jueves, 31 de diciembre de 2015

LEYENDA DE LEONOR DÁVALOS

Juan Alonso Pérez de Guzmán, hijo de Guzmán "el Bueno", fue uno de los defensores de Enrique de Trastámara frente al rey Pedro I. En 1367 se originaron unas revueltas en las que fue apresada Doña Urraca Ossorio de Lara, esposa del de Guzmán, siendo acusada como principal instigadora de la conspiración contra el rey. En el proceso subsiguiente fue condenada a muerte.

La ejecución se llevó a cabo en la Laguna de Ferias o de la Cañavería, lugar donde hoy se encuentra la Alameda de Hércules. Cuando se dio la orden de encender la pira, cuenta la leyenda que el aire caliente de la hoguera levantó la falda de la ajusticiada ante la mirada de la chusma que presenciaba la ejecución. Quedó desnuda ante la masa popular que con diversión acogió tal hecho. Sin embargo, todos quedaron mudos cuando una muchacha salió entre la multitud y se arrojó a la hoguera para tapar las vergüenzas de doña Urraca, pereciendo como es natural junto con la condenada.

Esa mujer se llamaba doña Leonor Dávalos, protegida o criada (según la fuente que se consulte) de doña Urraca y fiel a ella hasta la muerte. El gentío quedó mudo de asombro ante tal muestra de integridad y, cabizbajos, regresaron a sus quehaceres. En el lugar de la ejecución se colocó una cruz en cuya base aparecía una tinaja, lo que dio nombre a la calle que, a partir de entonces, se conoció como Cruz de la Tinaja. También Leonor Dávalos dio nombre a una calle cercana a la Alameda de Hércules.
Las cenizas de ambas mujeres fueron enterradas en un mismo sepulcro; ambas murieron juntas y, como no podía ser de otra manera, fueron enterradas juntas. En la iglesia gótica del Monasterio de San Isidoro del Campo, de la cercana localidad de Santiponce, construido a expensas de Guzmán el Bueno se encuentra dicho sepulcro, en cuya base reza la inscripción:
"AQUI REPOSAN LAS ZENIZAS DE DOÑA VRRACA OSSORIO DE LARA MVJER DE DON JVAN ALONSO PEREZ DE GVZMAN ILLMO SEÑOR DE SAN LVCAR. MVRIO QVEMADA EN LA ALAMEDA DE SEVILLA POR ORDEN DEL REY DON PEDRO EL CRVEL POR LE QVITAR LOS TESOROS E RIQVEZAS. TAMBIEN SE QVEMO CON ELLA PORQVE NO PELIGRASE SU HONESTIDAD LEONOR DAVALOS LEAL CRIADA SVIA. AÑO 1367".

domingo, 22 de noviembre de 2015

PENSANDO EN VOZ ALTA... #YoporSevillanas

Cuando la voz popular lanza al viento su inquietud, menester es escucharla
porque cuando el pueblo habla, es porque tiene razón
o porque tiene una pena que le está arañando el alma y lastima el corazón,
cuando ya no aguanta mas, es imposible callarla.
Tome nota Vuecencia de esta emotiva experiencia,
escuche a la población que no pide extravagancias,
que expone con elegancia su deseo de vivir en paz ,
de conservar las costumbres, que no falten las legumbres,
ni una hogaza de pan, convivir con armonía, buen ambiente y vecindad
y cuando la gente es feliz, lo que quiere es cantar,
como siempre se ha hecho aquí, con unas palmas a compás
con sentimiento, alegría y gentil saber estar.
Desde siglos hemos sido aldeanos receptores,
asimilando culturas, pensamientos,tradiciones
sea todo por nutrir el acervo popular.
sumando, sin detraer lo que está enraizado ya.
No nos quieran hacer ver blanco lo que es negro zaino,
la gente quiere beber vino, comer y pasarlo bien,
si alguien viene a nuestra casa, bienvenido sea pues
pero sin dañar lo mío, que con arte y señorío
nos podemos llevar bien.
No se pide un imposible, sólo un poco de atención
cuidar un folclore vivo, que es talante, idiosincrasia y
carácter de un pueblo sabio que con su legítima voz
gritó a los cuatro vientos ante la Giralda Soberana
cuando me tenga que expresar......
‪#‎YoporSevillanas‬

Autor: Mi amigo pañoletero, el poeta Paco Rodriguez....
Fotografías: Mi amigo Juanma Cortes.

sábado, 5 de septiembre de 2015

IN MEMORIAM...

Hoy me llamo mi buen amigo Carmelo para comunicármelo..., nunca quise ni pensarlo, aunque en el fondo lo presentía, el toro que te toco en el lote era berrendo, astifino y muy complicado en la briega, a pesar de ello confié siempre en tí y soñe, porque no, que tu talento artístico le hiciera un buen quite por chicuelinas, como las más grandes figuras del toreo, pero no ha podido ser amigo, éste toro iba a por tí, con mala saña, con mucha "mala leche".

Cuando el pasado viernes nos despedimos, te dije, con un apretón de manos, que la próxima vez te quería ver en La Pañoleta y tu me dijiste, con tu voz afónica y entrecortada, (quien te lo iba a ti a decir), que sería en el Soberao de La Puebla mejor... eso sabe Dios, que lo hubiera firmao allí mismo y en ese mismo momento...

No estaré triste porque te fuiste, me alegraré por cada mirada que me diste, por cada palabra que me hablaste, por cada verso que me cantastes y por tu imborrable recuerdo Faustino.

Amigo mío, siempre estarás con nosotros... tus amigos Pañoleteros no te olvidan, ni te olvidarán jamás, tu presencia y tu sitio, sabes, quedarán para siempre, como los viejos soleras en ese delicioso templo de las sevillanas, donde has derrochado tantos días de arte grande, entre nosotros...

Faustino, recibe un fuerte abrazo, allí donde estés. 

Descansa en paz, amigo...

domingo, 10 de mayo de 2015

"GARRAFA EN EL SOBERAO"

Yo calificaría de extraordinario el día que vivimos ayer, otra gran jornada para los anales, que hizo raya y sentó cátedra en la “Facultad de las sevillanas ribereñas”. El mítico "Soberao" en la Puebla del Río, nos sirvió de aula magna para éste esperado encuentro académico, allí pudimos reunir a los “jartibles” de La Pañoleta, fieles escuderos de la Dinastía Gaviño que moran en "El Templo de las sevillanas" y a otros buenos amigos aficionados, autores, artistas y por supuesto a "Los Maestros"... sin su presencia y sabiduría, no  hubiese sido posible impartir estas enseñanzas. 

Buena amalgama de personas que, cada día, nos sentimos más afines y próximos y que así debemos continuar por el bien de nuestro querido género, para clamar al cielo y anunciarle, de alguna manera, que nos sentimos unos locos enamoraos y soñadores de las sevillanas y que "aquí estamos", dispuestos a defender con uñas y dientes nuestro género, cuando y donde sea, cada cual aportando su granito de arena.

Clases extraordinarias, las impartidas por Miguel Zarza y Rafael Castañeda, otros dos maestros de la pluma que quisieron compartir éste día con nosotros en el que Faustino y Manolo Cabello, nos abrieron las puertas de “El Soberao” su legendario recinto de ensayo, lugar donde de sus paredes cuelgan recuerdos imborrables, memoria viva de otro tiempo, donde todavía rezuman sonidos y aires cigarreros de las prodigiosas gargantas de "Los Romeros de la Puebla".


Para terminar esta visión personal… le doy las gracias a “Marisma” por su “clase” como siempre, en todos los contextos… saber estar de dos fueras de serie, dentro y fuera de los escenarios, gracias por ofrecerme vuestra amistad, también le doy las gracias a Manuel Jesús Vizcaíno por querer acompañarnos en el día de ayer y por mostrarnos su basta sapiencia dentro de nuestro género, a Baldomero Gaviño por su implicación en éste evento y a todos vosotros amigos míos, especialmente a Felipe, promotor de éste gran día. 

Amigos Pañoleteros, gracias por ofrecerme vuestra amistad, nunca imagine que ésta nave que partió a navegar, hace ahora un año, llegue cada cierto tiempo a un puerto nuevo y parta de nuevo, viento en popa con la máxima ilusión, en busca de nuevas rutas y vericuetos de nuestro cante más señero. Éste mes de Mayo, se cumplirá un año… que unos locos soñadores, soñando ser ruiseñores, echaron su alma a volar…

domingo, 12 de abril de 2015

TANTOS SIGLOS CALLADOS...

Tantos siglos callados y hasta hicieron hablar al Silencio... ¿Que es lo que ocurre?... ¿Que nos hemos perdido los sevillanos de mi generación?... ¿Es cuestión de falta de fe?... ¿De poca educación?... ¿De poco respeto por las tradiciones?... ¿Quien tiene culpa de las dichosas carreras descontroladas?... ¿El ayuntamiento?... ¿Las hermandades?... ¿Los sevillanos?... ¿El alcohol?... ¿Quien intenta cargarse la madrugá?... ¿Que hemos hecho mal los sevillanos, que hasta hemos hecho hablar al Silencio?...

Lo cierto es que los sucesos vividos esta pasada Madrugá alrededor de las 4 y media, esos gritos y esas avalanchas, nos vuelven a meter otra vez, el miedo en el cuerpo, o mejor dicho, brotó de nuevo ese miedo, que creo, nunca salió de allí y ha convivido con nosotros, casi sin darnos cuenta. Los que vivímos in situ, aquella maldita madrugada del año 2000 y otros brotes en 2005, hemos notado el despertar de la bestia, de esa fiera que llevámos dormida dentro y volvimos a escuchar ese suelo temblar, esos gritos y esas escenas de pánico de la masa descontrolada, que afortunadamente, no fueron a más, gracias a la serenidad y la templanza de la mayoría de los ciudadanos que allí se encontraban, aunque la procesión se llevara por dentro.

Que distintas eran aquellas Semanas Santas, donde mi padre me enseñaba, el magisterio cofrade que todo sevillano, creo debería saber, llevándome de la mano, correteando cada rincón de la ciudad para ver esta o aquella cofradía, recuerdo perfectamente una madrugada de hace casi 40 años que apostado en la calle San Vicente, esperábamos al Señor del Gran Poder venir de vuelta a su templo, Teniendo al paso muy cerca ya, a pocos metros, le quise decir algo a mi padre en tono bajo y las personas que estaban alrededor, me miraron y me sisearon para que callara, hoy tengo 47 años y lo recuerdo como si hubiese ocurrido ayer, que lección más bonita que aprendí, desde aquel día, no se me ocurrió jamás hablar delante de Él. Esa lección magistral, que jamás olvidaré, no la recibí de mi padre, sino de los sevillanos, aquellos sevillanos que siempre he respetado enormemente, aquellos sevillanos con valores por y para la sociedad.

Cuando se comparan las épocas, algunos dicen que antes también había tumultos y borrachos, y yo les digo: amigo, antes había tumultos indudablemente, pero de muy distinta forma que ahora, antes no se dejaba una calle arrasada con cirios rotos y cruces de penitentes partidas. En el ambiente de aquellos años, se percibía ese respeto por las tradiciones más íntimas, más sevillanas, ese respeto que se ha esfumado poco a poco, con el paso de los años, como por arte de magia y que hoy en día prácticamente, no nos queda nada  si no que se lo pregunten a los nazarenos de la Primitiva, que llegaron al atrio de San Antonio Abad con las caras descompuestas, la cosa no era para menos.

"La madrugá se ha convertido de la noche a la mañana en una nochevieja con pasos en la calle", así han tildado muy oportunamente los medios a la noche más bella de Sevilla, que pena, no quiero ser pesimista ni agorero, pero muy mal veo yo a nuestra Semana Santa, tal y como la vivímos ahora mismo y sobretodo, la "madrugá", el día con diferencia más vulnerable dentro de ella, La Semana Santa como la tenemos diseñada, tiene los días contados. Algo habrá que hacer, no podemos cruzarnos de brazos, hay que dar un golpe encima de la mesa y poner una solución por la vía rápida, A lo largo de los siglos, la Semana Santa ha sufrido de muchísimos cambios, cambios que se han llegado a aceptar porque la vida cambia y el progreso está continuamente llamando al martillo para hacer otra levantá, me viene ahora a la memoria, los golpes de pecho de muchos cofrades, el día que vieron a una mujer con el hábito nazareno puesto, cosa que hoy, tras muy pocos años de ello, se ve con total normalidad.

Pues estas soluciones tienen que llegar, hay que abrirle la puerta a nuevas ideas, remando todos a la vez y en la misma dirección, que el Consejo General de Cofradía de Sevilla, diga públicamente, que no conocieron la noticia de los sucesos de la madrugada, hasta el mismo Sábado Santo, da una ligera idea, de que existe una incompatibilidad de carácteres, por decir algo, entre la altas capas de la jerarquía de las Cofradías de Sevilla y las propias hermandades o el hecho que las autoridades municipales califiquen el incidente de la madrugá de pura anécdota, me parece algo insostenible y de poca responsabilidad por parte del Ayuntamiento de la ciudad.

Señores, por favor, ruego hagan un análisis, un simple examen de conciencia y tomen cartas en el asunto de una vez por todas, los sevillanos no podemos vivir una madrugada más, con esa inseguridad que se vive últimamente en las calles, cualquier día ocurrirá una desgracia y luego todos lo lamentaremos  ... y otro día hablaré de las sillitas plegables...

domingo, 22 de febrero de 2015

RECETARIO SEVILLANO - "ESPINACAS CON GARBANZOS"

Narraban las crónicas medievales que cuando los cristianos del norte llegaron a Al-Andalus no soportaban el olor a aceite, ajos y especias que destilaba la cocina andalusí, mixtura cultural judía y árabe. 
La cocina especiada era fundamental en un clima con temperaturas altas que hacía difícil la conservación de las carnes, pescados y hasta de las verduras; de ahí que una parte de nuestras recetas tradicionales, vayan tan condimentadas. Bien pronto, los cristianos del sur, descendientes de aquellos conquistadores, se aficionaron a esos sabores fuertes y que hoy son imprescindibles en nuestras despensas. Nada voy a decir del aceite de oliva, que es ya casi universal.

Hoy os traigo hasta éste recetario un plato, como no,  típicamente sevillano, aunque de origen incierto. Las espinacas con garbanzos.
Las primeras noticias sobre su existencia, procede de antiguos recetarios andalusíes que han llegado hasta nuestros días. La combinación de verduras, legumbres y pan lo caracterizan como plato nutritivo y barato. Este plato muy típico en cuaresma, aunque se puede degustar en cualquier bar durante todo el año, es una de las más famosas tapas sevillanas, es un plato tradicional que nunca debería de perderse, tiene un gusto estupendo y además, es muy nutritivo.  En Sevilla existen algunos locales donde éste plato está reconocido como un verdadero manjar de Dioses, como en El Rinconcillo o en La Pajarita.
Si no es época de espinacas, se puede elaborar con espinaca congelada o con acelgas, verdura menos fina que la espinaca, pero su sabor no variará mucho.

Ésta es la receta tradicional:

Ingredientes para 4 personas:
3 manojos de espinacas
200 grs. de garbanzos cocidos
Aceite de oliva
1 cucharada de pimentón de la Vera
3 dientes de ajos
Pan, 4 o 5 rebanadas de pan de bollo.
1 cucharadita de comino en grano
1 guindilla
Vinagre de vino
Caldo de la cocción de los garbanzos.
Sal

1.- Cocemos los garbanzos (pimiento, cebolla, ajo, laurel) con un poco de sal, hasta que queden tiernos y reservamos parte del caldo de la cocción.

2.- Lavamos las espinacas muy bien, las cortamos y se ponen a cocer en una cacerola con un poco de sal, unos 8 minutos, una vez cocidas las espinacas las escurrimos lo mejor posible y las reservamos.

3.- En una sartén con aceite de oliva, freímos 3 dientes de ajos laminados y 4 o 5 rebanadas de pan y reservamos ambos ingredientes.

4- En el mortero majamos una cucharadita de comino en grano, el pan y los ajos fritos. Llenamos casi a la mitad el mortero con caldo de la cocción de los garbanzos, un poco de vinagre al gusto y dos cucharadas de salsa de tomate.

5.- Ponemos otra vez la cacerola, con un poco de aceite de oliva en el fondo y añadimos con el aceite templado una cucharada de pimentón de la Vera, para que no se queme, a continuación agregamos las espinacas bien escurridas, los garbanzos cocidos y y el majado, mezclando bien todo el conjunto.

6.- Rectificamos de sal, pimienta y vinagre y dejamos rehogamos unos minutos con una guindilla, siempre visible para luego retirarla, hasta que espese.

7.- Emplatamos......y  lo presentamos junto a unas rebanadas de pan frito y regado con un Privilegio del Condado.

domingo, 11 de enero de 2015

A LA MEMORIA DE UN NAZARENO

Hay una cofradía anual concebida con el tiralíneas de los siglos, inquebrantable a modas, ocurrencias o fórmulas de diseño. Una cofradía que dura un llanto de bebé, una hermosa creación que apenas besa el alba y que la noche envuelve con el celofán de los sueños. Hay una cofradía de madera y plata, cordón y llave, cuerpos erguidos, ángeles risueños en una esbelta playa de oro con espuma de lirios, orgullo de Nazareno de cuello alto y ojos grandes y canalones de cera blanca que anteceden a una catedral con destellos venecianos. Hay una cofradía real que se aproxima como ninguna a la soñada, una cofradía de doble genuflexión ante el Monumento, una cofradía veloz en sus andares como el tímido que prefiere pasar desapercibido, como la mano derecha ignorante de las obras de la izquierda, como el joven que llega tarde a su primera cita, como niños que acuden raudos a la voz firme de su madre. 

Y hay otra cofradía sin más música de capilla que las pisadas cotidianas en el mármol, una cofradía de oraciones musitadas, de mediodías y tardes de sentarse con Dios en la mesa-camilla de su hornacina, de hablar sin decir nada porque todo ya se sabe y no hay más que cumplir con el deber de comparecencia. Hay una cofradía de primitivos nazarenos cuyos tramos se forman a diario, nazarenos sin antifaz fieles a su hermosa cita en una capilla en días de tiempo ordinario, sin grandes altares, sin colgaduras de damasco, sin ramos cónicos, sin voces de coro ni dalmáticas con ciriales. Nazarenos que acuden en soledad, levantan el esterón de cuero, se santigüan, se arrodillan ante el Santísimo y ocupan su lugar en un banco con disciplina ritual. 

Los he visto cientos de veces al caer la mañana o antes de la misa de tarde. Sus apellidos son la nómina de esa otra cofradía a la que sólo pasa lista el transcurrir de los días. No precisan de túnica de ruán para ser ni para sentirse nazarenos, como no requiere el torero del traje de luces para ser reconocido. Las hechuras, los andares y el vestir delatan al maestro como el silencio, los gestos medidos, la sobriedad, el saludo con una leve inclinación de cabeza y la capacidad de abstraerse del exterior cuando se está frente a Dios muestran al auténtico nazareno de esta otra cofradía, con la misma soltura que se distingue a los nazarenos de la Madrugada sevillana por la cola o el calzado. Estos otros nazarenos nunca dejan al Señor, ni en las tardes de agosto, zumbido de ventiladores y frescor umbrío de templo; ni el viernes de Feria, cuando el rezo del ejercicio de las Cinco Llagas los convierte en monjes de clausura que oran cuando el resto de la ciudad canta, bebe y baila; ni en las últimas horas del año, flores de pascua a los pies del Niño que simbolizan el cortejo litúrgico que cierra el calendario. 

No hay que vocear los nombres de esta otra cofradía de primitivos nazarenos de la vida cotidiana. Los he visto llegar en autobús procedentes de los barrios, en el 12 y 23 desde el Nervión de los años 80; a pie desde la Puerta Osario a la velocidad pausada de los años de la jubilación o en un alto en las prisas laborales para recibir esa bocanada de aire quieto de una capilla en la que siempre están los ángeles cerifarios como pajes de guardia, anunciando con el fuego de su cera que el Nazareno mantiene alto su orgullo. 

Estos nazarenos no salen para ser vistos. Los vemos porque salen. Los vimos porque fuimos jóvenes en horas de casa de hermandad y sacristía. No necesitan de fervorines para cumplir con el hermoso rito de acudir al acudidero. Ellos constituyen el mejor fervorín con su testimonio de fidelidad cotidiana, el más auténtico y el más natural. Se sientan a mirar a Dios en el banco de la serenidad de los años, saben ese lugar exacto y privilegiado donde se aprecia la mirada del Dulce Nazareno, los ojos almendrados de la Virgen y los destellos de plata de la cruz. Y vuelven sobre sus pasos a seguir cargando con la cruz de sus días. He visto esa cofradía en tardes de Tantum Ergo y Dios alzado entre latines recitados. Y nos ha bastado una mirada, una leve inclinación de cabeza, para sentir lo mismo. Son los nazarenos de esa otra cofradía, esos viejos nazarenos de San Antonio Abad, lamparillas de guardia que alumbran la adoración perpetua de ese Dios dulce y orgulloso al mismo tiempo. Gloria para esos nazarenos cotidianos que se echan a morir en el agosto carente de lirios y azahar, pero con el agua fresca vivificadora de los búcaros de San Antonio Abad. Dios los va llamando en su atrio y ellos en su sobriedad responden con una sola palabra: ¡Está!

PUBLICADO POR "EL FISCAL" EL 17 DE AGOSTO DE 2014 EN DIARIO DE SEVILLA.

sábado, 22 de noviembre de 2014

EL RANCIO SEVILLANO (ll)


Y seguimos con los tweeters rancios...

v Si la Cruzcampo patrocinara La Sed, los Cuadernillos Rubio patrocinarían a La O, Mango al Despojao y Polvillo a Los Panaderos.
v Me ha ofrecío hierba un nota por la calle y crei me  me iba a vender acelgas… vaya corte he pasao.
v Y siguiendo con patrocinadores Friskis lo haría con El Cachorro, Font Vella con la Aguas y Trombocid con Las Tres Caídas de San Isidoro.
v Es de rancio “jincarse” un mostachón de Utrera y rebañá lo quemaíto que se queda en el carton.
v Cualquier camarero de La Pañoleta es capaz de hacer con tiza más operaciones que un procesador Intel.
v ¿La dieta Dunkan, que dice del lomo en manteca y de los chicharrones?
v Sevilla es la única ciudad del mundo que pone a una avenida el nombre de una cerveza, con dos cojones.
v Un estudio de la Universidad de Columbia afirma que Sevilla Este está taco de lejos.
v Willy Fogg quiso pasarse por Sevilla Este en su vuelta al mundo en 80 días pero se le alargaba el viaje 66 días más.
v El mantecaíto del “Espero te esquina” tendría que venir con un almax dentro en vez de con papas fritas.
v Educación es que un niño en vez de un Burger King o una pizza me pida un cartuchito de chocos y adobo… lloro de la emoción.
v La ruta del rancio: Cervecita en el Salvador, boquerones en Blanco Cerrillo, Tarta vegetal del patio San Eloy y helaíto del Raya.
v A mi la parienta me habla de rodilla. Y que te dice? – Sal de abajo la cama, maricona…
v Antonio, ¿De que va la película, “Adobo dead”? Trata de un contagio, que obliga a la gente a comer adobo al pasar por la calle Tetuan.
v Que me gusta que mi mujer entre en el Zara, mientras yo hago un mandao… al Blanco Cerrillo.
v Cuando es el día internacional de la manteca colorá?
v Un niño sevillano, como Dios manda, no sueña ser mayor para conducir un coche o un avión, sueña con que le salgan las patillas.
v Una duda que tengo: si El Arrebato va éste año a Eurovisión, ¿eso cuenta como competición europea para el Sevilla?
v El túnel con la luz al final era lo que veían las criaturitas que jugaban al cielo voy y cuando estaban arriñonaos ya, escuchaban una voz que decía: Ahora le toca al Vacaaa…..
v La máxima expresión del progreso: hacer litronas de 1,1 cl. ¿A esto como se le llama? Litro y mijinina?
v Los que están empadronados en Sevilla Este deberían pagar para visitar los Reales Alcazares.
v He acogido a un niño del Sahara aquí en La Barzola y dice el niño que se vuelve, que allí está más fresquito.
v Había una mujer en el Tardón que era tan fea, tan fea, tan fea, que era coja y le llamaban la fea.
v En la Plaza de abastos de Triana se acaba de batir el concurso de “miarmas” por segundos.
v Sevilla estará completa cuando en la FNAC vendan tarrinas de Cd,s, de Dvd,s y de caracoles del cateto.
v Gazpacho de melocotón de mascarpone y naranja. Eso “tie que sé” hasta pecao.
v He visto arder naves en Orión, un poquito antes de llegar a San Jerónimo.
v He pensado tatuarme en latín algo mu profundo: las palabras “Cazón en adobo de la Puerta la Carne”.
v Ayer en un bar del centro, dos guiris piden dos tintos de verano y el camarero les pregunta textualmente: ¿Laimon o Naranch?. De arte…
v Creo que la versión sevillana de “The Mamas & the Papas” sería “ The Chocos and the Papas”.
v Para cuando bañadores de ruan negro?
v No es que haga calor, es que de mi piscina esta mañana, he sacado de la barrefondos una pringa del puchero.
v Una obviedad: La calidad de la cerveza en Sevilla es inversamente proporcional a los metros que tiene el bar. Ejemplo: Tremendo, Jota, Alvaro Peregil, etc…
v Mi padre decía “argofifa” en vez de fregona… anda, supera eso.
v Tiene más peligro que Lady Gaga en Casa Pichardo.
v A ver si éste año cuando acabe la Feria, alguien avisa al de los cacharritos de López de Gomara, que no se va nunca el tío.
v Hay un lugar especial en el infierno para los que se le ocurre ponerse un traje chaqueta blanco el Domingo de Ramos.
v Para cuando la aplicación Shazam – cofrade?.
v Que un país se llame “Myanmar”, es de arte gordo, no?
v Estoy en Gelves… ¿Esto ya es Huelva?
v Agosto 17:30 h. Sevilla. Toda la familia roncando, tú no pegas ojo, coges el móvil pones música y sale las Tres Caídas… Oleeee…
v ¿Porque lo llamarán Sevilla Este cuando es Córdoba Oeste?
v El extraño caso de una sevillana que fue a la Feria vestía de flamenca, sin darse rayos uvas antes.
v Los autobuses de Tussam debería cambiar lo de “FUERA DE SERVICIO” cuando van de recogida por “ENTRADA-TEMPLO”.
v Lo rancio no es conducir escuchando marchas cofrades, lo rancio de verdad es apurar en los semáforos, para acelerar cuando rompe la marcha.
v Na más llegar del desierto, me fui pa una fuente y me la comi enterita… será que te la bebistes, no? Que va si era de Papas aliñás.
v Los vampiros vegetarianos sólo beben gazpacho, una idea que se les paso a los de Crepusculo.
v Si te compras en Sevilla un 4X4 la medalla de la Virgen del Rocío viene de serie o es un equipamiento opcional?
v Yo es que veo los aros olímpicos y estoy viendo el Puente Triana.
v Conozco a más gente en Chipiona que en Sevilla Este.
v Cuando tengo hipo, mis amigos me dicen 90% de probabilidad de lluvia para el Jueves Santo y se me pasa corriendo.
v Viendo la repetición de las imágenes del Corpus del 2013 por Al Jazeera.
v En vez de la bandera, Gasol en el desfile olímpico, tenía que haber sacao la Cruz de Guia del Cachorro.
v I love “serrin” floor.
v Beduínos de la cabalgata de Triana, desfilando en los Juegos olímpicos con Barhein, que arte más grande.
v Piercing significa zarcillo, no me lieis, coño. ZAR-CI-LLO.
v Sevilla es el abrazo de Silvio y Paco Gandía.
v Decir niki (Jersey), braslis (calzoncillo), parte (noticias), perikitos (dibujitos) y escalesita (cacharritos)… no tiene precio.
v Me han dicho en la farmacia que hay condones con sabores y he pedio uno de Palometa con roque.
v Elvis no está muerto, vive en Salteras.
v Toda una gozada: Ir de Erasmus a la Universidad de la manzanilla de Sanlúcar de Barrameda.
v Si los Beckham llamaron Brooklyn a su hija, mi niña se va a llamar Judería o Puerta Carmona que es mu sevillano.

Y para finalizar estas entradas de blog tan rancias, voy a compartir las diez tapas más rancias de la ciudad con todos vosotros:

- Croquetas de Casa Ricardo.
- Boquerones en adobo de Blanco Cerrillo.
- Montadito de Patamulo en Casa Moreno.
- Tarta vegetal del Patio San Eloy.
- Espinacas con garbanzos del Rinconcillo.
- Codornices de Casa Ruperto.
- Serranito de Mesón el Serranito.
- Menudo del Capote.
- Piripi de Bodeguita Romero.
- Montadito de lomo de orza de Casa Trifon.




domingo, 16 de noviembre de 2014

EL RANCIO SEVILLANO (I)

Para comenzar esta entrada del blog, habría que aclarar, ¿a que individuo se le conoce en Sevilla como un “rancio”?,  ¿cuales son sus características? y ¿como y de que manera?... se identifican en la calle.
Un rancio se considera al sevillano que por él, no pasa el tiempo, que siempre se mantiene en sus propios gustos y que no pasan las tendencias, ni las modas por él. Es el típico personaje que pasea por las calles de Sevilla como si caminara por las galerías del Museo del Prado, admirando la grandeza y la belleza de la ciudad más bonita del mundo. 
El rancio en un personaje de centro de la ciudad, aunque viva en el extrarradio, suele ser extremadamente capillita, feriante y con una sensibilidad sevillana fuera de lo común, le encantan el arte en los toros, es un enamorado de esas tardes de Maestranza y sueña con dormir la siesta tapao con unos faldones de palio y escuchando bajito Virgen del Valle.
El rancio es un personaje que le encanta el tapeo. Le encanta la cerveza con caracoles y con menudo. Eso sí, siempre en el mismo sitio. Al rancio no le gusta experimentar sitios nuevos, frecuenta sitios como “El Rinconcillo”, “Casa Trifón” o “Casa Moreno” que huelen a rancio de costero a costero, le encantan los bares cofrades, según ellos lo tradicional sabe mejor.
Lo que sí deberían muchos detractores tener en cuenta, es que el rancio no es una persona antigua. El rancio es una persona que ama las tradiciones, sus fiestas, sus costumbres. Es un enamorado de su ciudad tal y como fue concebida.
He aquí una selección de tweeters reales de rancios sevillaneros:

v Sevilla en inglés se dice “Arriquitown”
v Tieso?... la mojama al lao mía es de verdad, crema Nívea.
v  “Que pena la mía, que pena la mía, la pena mía, que el pollo fue volando pa Punta Umbría”… El Pali, metafísica en estado puro.
v Hay seises que acaban de gorrilla en Bami. Son juguetes rotos, uno de ellos fue Musiquito.
v He dicho “Hashtag” en mi casa-hermandad y me han dado un cleanex.
v Si soy sevillano, que si tuviera que apuñalar a alguien lo haría con un cacho regañá.
v Si me escriben la cuenta con tiza en el añejo mostrador del Rinconcillo, me entran hasta ganas de pagarla.
v Lo contrario del típico sevillano con camisa rosa, patilla y gomina, es el típico sevillano con camisa celeste, patilla y gomina.
v Joder!!... Si es que hasta el Calonge es bonito….
v Que en la tele de los Tussam pongan cofradías to el año. Zoido, óyenos.
v Todo el mundo sabe que tras @ranciosevillano está Eva María Macías.
v Salgo tan poco de Sevilla que cuando vuelvo de Mazagon tengo Jet lag.
v Crisis de valores es pedir un zumo de melocotón en El Tremendo.
v Te ruego fervorosamente, sigas diciendo verdades “miarmeras” como puños.
v La Quinta avenida de Sevilla, sin lugar a dudas, es Puente y Pellón.
v Y no olvidemos Camas, probablemente el pueblo más feo del mundo, pero precioso al lao de Badajoz, Albacete o Valencia.
v El Parque Alcosa es el casco histórico de Sevilla Este.
v Coria del Norte y Guillena Conakri, los límites de mi mundo y en medio: Taiwan de Aznalfarache, bajo y alto.
v Para mañana más calor. En el tiempo de Canal Sur dicen que va a llover puntillitas y por encima de 800 metros, 90% de probabilidad de adobo.
v Quiero unos votos de Valverde con cámara de aire marismeño.
v Un gótico es como el muñidor de La Mortaja pero con flequillo en vez de patillas. ¿no?.
v Nada como pedir para Reyes un balón de reglamento.  Ojo al dato: balón de reglamento.
v Si esta mala la cosa que vengo de echarle media suela a los náuticos.
v El sueño de una noche de verano, es bañarte en la Higuerita con una bañador de ruán negro.
v Dos amigos que se ven por la calle Feria y le dice uno al otro: Adios bizco!!!…. y dice el bizco: Adios chavales!!!…
v Es mu fuerte que en tu primera cita la lleves al Patio San Eloy, la invites a una tarta vegetal y aún creerte todavía sexi…
v Si en Sevilla pedir “unas asitunas” es gratis, si pides “un platito de olivas”: dos pavos. Es lo que hay…
v El puente de Triana es el paso fronterizo más bello del planeta.
v El médico me ha preguntao que cuantas veces al día bebo manzanilla y a mi me ha salió: “A veces, muchas veces, más de cuatro veces”…
v Eau de Zotal… el perfume del Real de la Feria de Sevilla.
v Hay un jeque que quiere comprar La Mortaja, ha prometido a Jean Michel Jarre de muñidor to los Viernes Santo.
v Si en Sevilla pasa lo del robo del Codice Calixtino, nace un grupo capillita paramilitar y por mis muertos que aparece el Codice en media hora.
v A mi equipo de futbito en el Kendall le pusimos “Jornada de descanso” y ganábamos siempre porque la gente veía DrinkTeam – Jornada de Descanso, y no aparecían pa jugar los capullos.

CONTINUARÁ....


miércoles, 5 de noviembre de 2014

RECETARIO SEVILLANO - "EL PAVÍA DE BACALAO".

Nadie se pone de acuerdo del nombrecito de la receta; algunos hablan de cierta tasca en la calle Tetuán de Madrid donde frecuentaban soldados trajeados de amarillo, uniforme que llevaban los Húsares de los tercios españoles que combatieron en la Batalla de Pavía en 1525 y que se mantuvo hasta bien entrado el siglo XIX.

Autores gastronómicos del prestigio de Néstor Luján mencionan que el nombre nada tiene que ver con la batalla, sino con los trajes de los Húsares.
A finales del siglo XIX, en Sevilla y Madrid, se denominan "Soldaditos de Pavía" a unos pastelillos fritos que recuerdan por su aspecto y colores a la chaqueta del Regimiento de Húsares de Pavía.
Puede que por ahí, vaya la cosa, lo cierto es que aparte de soldados y batallas; recién fritos nuestros pescados rebozados son deliciosos. Se trata de una fritura típica de pescado rebozado, generalmente se usa la merluza o el bacalao. En Andalucía se conocen simplemente como pavías y en Sevilla se le llama "la pavía" cuando se usa merluza y "el pavía" cuando el relleno es de bacalao. En Madrid se hacen solo de bacalao y se conocen como Soldaditos de Pavía de una forma u otra, voy con la receta.
Ingredientes para 6 personas:

3/4 de kilo de bacalao.
250 gramos de harina.
2 huevos.
1 cucharadita de levadura en polvo.
2 dientes de ajo Perejil
1 pizca de azafrán.
Aceite de oliva.
Sal.

Elaboración:
Es necesario poner el bacalao en remojo durante 24 horas e ir cambiando el agua cada 3 ó 4 horas. Cortar el bacalao en tiras de unos 12 centímetros de largo por 2 o 3 de ancho y dejamos escurrir bien, secando a continuación las tiras de bacalao con papel absorbente.
En un bol poner la harina y añadir los huevos, 1 cucharada de aceite, la levadura y mezclarlo todo bien, añadiendo agua en cantidad suficiente para conseguir una papilla semilíquida. Añadimos el ajo y el perejil, finamente picados, salamos y dejamos la masa reposar unos 15 minutos.
Poner al fuego un perol o una sartén honda con abundante aceite y cuando esté bien caliente, rebozar las tiras de bacalao en la masa y echarlos en la sartén.
Para que queden crujientes, es conveniente echarlos de uno en uno o como mucho, de dos en dos, para que no enfríen el aceite.
Aconsejo que el aceite este muy caliente para que dore por fuera y luego bajemos el aceite de temperatura, para que se haga bien por dentro, cuando estén doraditos y crujientes, sacarlos de la sartén con una espumadera y ponerlos sobre un escurridor o sobre papel de cocina y servir.


martes, 14 de octubre de 2014

EL CAMINO DE LOS LOCOS.

El pasado sábado 11 de Octubre, viví intensamente y en primera persona una magnífica experiencia, de la que me habían hablado hacía algún tiempo, pero no conocía in situ.
La verdad es que hay que estar como una autentica “regaera” para coger el camino desde la Plaza del Salvador y encajarte en El Rocío en poco más de quince horas y de un solo tirón, pero soy testigo de excepción junto a mis compañeros de viaje: mi cuñao Guillermo y mi "hermano" Aurelio, que esta hazaña de "chifladura" se puede realizar sin que se te caigan los anillos, es más, noventa y tantos “locos” son los que salimos del Salvador a las 5 de la mañana, cuando aún no estaban puestas ni las calles… el regimiento de “locos soñadores” con sus chalecos reflectantes, cruzábamos el puente viejo de hierro de San Juan y cogíamos camino del barrio alto y de Mairena, Al alba, cuando amanecía, los locos caminábamos por tierras de olivares en busca de las Haciendas de La Juliana y Monasterejo… 
Un poco más tarde alcanzábamos la entrada del cortijo de Lopaz y sobre la una de la tarde vislumbramos el monumento a la Virgen en el Vado del Quema, ya estábamos más cerca de Ella.
Mediodía en Villamanrique de la Condesa y a la hora del té o de los toros, nos encontramos de bruces con la Raya… esta vez no fue Raya polvorienta, más bien fué una Raya Real pasada por agua, por que llovió y de qué manera, pero sarna con gusto no pica, como dice el refrán, nueve kilómetros hasta Palacio y otros nueve hasta la tierra prometida… a las 8 de la tarde cuando la noche se nos venía encima, del cielo caían rayos y truenos, como anunciando nuestra llegada al Ajolí y la aldea nos recibió con el diluvio universal, pero ya no nos podíamos mojar más de lo que estábamos, mojados pero felices.   
Sobre las nueve y media de la noche, esos noventa y tantos locos que salían del Salvador, eso sí totalmente empapaos de agua, pero con la satisfacción en los rostros del deber cumplido, nos sentamos a cenar ese caldito del puchero con garbanzos, que sabe a gloria y ese pescaíto frito en el patio de la Casa Hdad. del Rocío de Sevilla, todo un camino salvaguardado por el manto de la Virgen del Rocío, sin Ella, nada de esto sería posible.
Por el camino muchas vivencias y tiempo para todo… compañerismo, complicidad, compromiso, responsabilidad y también momentos de verdadero cachondeo, cuando el Cabeza vestío de Guardia Civil con tricornio de comandante al uso, le dio por pasar el scanner de seguridad a todos los locos, uno por uno, en la puerta de la Casa de Juanma y Cruz en Mairena, antes del desayuno; lo gracioso es que el tío, lo pasaba con un rollo de papel albal, jajaja… que arte más grande. 
La organización es pa sacarla a hombros, de diez; una orquesta perfectamente conjuntada, que baila al son que marca la batuta de su director D. Manuel Canto y de sus lugartenientes Pepe Cabeza, Carmen Raya, Juanma y Cruz, casi ná al aparato… sólo tengo palabras de elogio hacia ellos. Muchas gracias a todos por habernos acogido como parte de vuestra familia y por esos momentos tan entrañables que nos habéis hecho vivir.
Que la Virgen del Rocío y el Pastorcito divino, os colmen de bendiciones a los “benditos locos”, que esta marcha demente dure muchísimos años más y que un servidor, vuelva a tener el privilegio en años venideros, de volver a caminar, codo a codo a vuestro lado hasta El Rocío. Un fuerte abrazo a todos. Viva la Virgen del Rocío!!!!!.

domingo, 24 de agosto de 2014

RECETARIO SEVILLANO - "ADOBO"

El adobo o adobito sevillano, como últimamente se le denomina en los círculos más vanguardistas de la ciudad, siempre ha formado parte de lo que en Sevilla se ha conocido como el “pescaíto frito”, considerándolo uno de los platos más clásicos e imprescindible en la gastronomía sevillana.

El adobo comenzó a emplearse antiguamente como método de conservación de alimentos, aunque poco a poco con la llegada de los nuevos métodos de refrigeración, el adobo se empleó tan solo, como técnica para aliñar alimentos antes de su cocinado.
Se pueden usar muchos tipos de pescados para hacer éste suculento plato, en Sevilla tradicionalmente el más usado siempre ha sido el cazón, quizá por lo poco sabroso que resulta su blanca carne, si no se aromatiza debidamente antes, aunque también se usa caella y boquerón, pescado éste último, que en Sevilla tiene su cenit en la Bodega Blanco Cerrillo con ese olor que traspasa los sentidos, a mitad de la sevillanísima calle Tetuán.

Para la elaboración de esta receta, también se suele usar pescados de río, hay que pensar que Sevilla aunque cercana, no es una ciudad costera, así pues, en zonas cercanas al río como los pueblos de la ribera del Guadalquivir: Gelves, Puebla del Río, Coria o incluso el mismísimo barrio de Triana se ha recurrido tradicionalmente a la pesca en el río como medio de subsistencia. Pescados como los albures, el sábalo y los barbos adobados, presentándolos cortados en rodajas, han sido recetas tradicionales de estos lugares. Los barbos incluso han sido incluídos, con mucho arte, por cierto, en textos de sevillanas como “Sevilla tuvo una niña” del trovador de Sevilla, Paco Palacios, El Pali.  Ay!!…Esos “Barbos en adobo…” o esos "Albures en adobo" tan corianos como los de la fotografia.
En la provincia de Cádiz, al cazón adobado se le denomina “Bienmesabe”, siendo también un plato muy típico de la gastronomía costera gaditana.

Bueno, sin más dilación, vamos a por la receta:
Ingredientes para el adobo:
  • 1 Kg. de cazón
  • 5 dientes de ajos machacados 
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharada de comino molido
  • 2 hoja de laurel
  • 1 vaso de vinagre de vino blanco.
  • 1 vaso de agua (depende de lo fuerte que guste el aliño, yo suelo echar un poco de menos agua que vinagre)
  • Sal
Ingredientes para la fritura:
  • Harina de freír
  • Aceite de oliva.
En un recipiente, yo suelo usar una fiambrera de plástico con su tapa (si han leído bien, Fiambrera, no Tupperware), añadimos el pescado cortado en dados de 2 a 3 cm. de grosor bien repartidos, a continuación y encima del pescado añadimos los dientes de ajos machacados, el pimentón, el orégano, el comino, las hojas de laurel partida en varios trozos y un puñado de sal gorda.
A continuación volcamos el vaso de vinagre y el de agua y removemos bien todo el conjunto. El pescado deberá quedar sumergido en el aliño, yo en ese momento suelo probar el aliño para saber lo sabroso que ha quedado, si te gusta más fuerte echas un poco más de vinagre y si no pues usa más agua. Se tapa y se introduce en la nevera por espacio de 12 horas mínimo, aunque yo suelo dejarlo un día completo. Pasado éste tiempo, se saca del adobo el cazón y se escurre en un colador para que suelte el líquido, incluso presionando un poco con los dedos.

Bien escurrido el pescado, se enharina y se fríe en abundante aceite caliente, intentando que el pescado al freírlo quede bien cubierto y retirándolos cuando estén los dados bien dorados.
Lo ideal para disfrutar el adobo, es tomarlo muy caliente, casi quemándose, acompañado de unos buenos picos y una Cruzcampo bien fresca. Y si se quiere, un buen tomate aliñado o una lechuguita puede ser un estupendo complemento para nuestro plato de hoy. Ummhhh... que hambre. 
Vamos a comer!!!!!.... que son las dos menos cuarto.